Páginas vistas en total

miércoles, 21 de junio de 2017

EN LO ALTO DE LA MONTAÑA (POEMA PSICOLÓGICO- FILOSOFICO)

Siento el aire fresco de la montaña,
como una bendición que me calma y sosiega
porque a veces no se por donde el sentimiento me lleva.

Estoy cerca de lo intangible,
de lo esencialmente profundo,
de los sentimientos y las palabras,
que siento con tal fuerza
que necesito expresarlas.

Puedo escribir un poema,
expresando lo que me cautiva el animo.
o ejercitar mi cuerpo y consentirlo,
compartir con otras personas
que me dan hermosos momentos,
y hay instantes,,,,
¡en los que simplemente sueño!.

Se que mi palabra es tan fuerte como una roca
y mis intenciones  son nobles y verdaderas,

Que mi sensibilidad aunque util tambien es peligrosa.
puedo equivocarme o tener razón,
reinventarme fácilmente
y ser infinito e impredecible.

Soy el capitán que navega el océano de mi mente
y el grumete que sigue sus ordenes.

Soy el jardinero que cuida el jardin de sus pensamientos
y la rosa que te pincha con sus espinas,

Soy el niño que juega y se divierte
y tambien el adulto que toma decisiones y juzga.

Cuando estoy en lo alto de la montaña
me siento fuerte y tranquilo:
nada me hiere,,,
nadie me hace daño,,,
nada me perturba.

Respirando el aire limpio
Entre los arboles,
lejos de la gente
y sus interpretaciones.
sin tener que sentirme a prueba;
libre y liberado...
sin dar explicaciones.

Relajado...
queriendo y dejándome querer;
aprendiendo y enseñando...
con mi propia esencia
sin sentir,

Con la compañía del silencio
y las horas calladas;
esas que tanto dicen
si estas atento y  sabes escucharlas:
cerrando los ojos...
abriendo tu alma.

El camino....
Ese que todos llaman vida
que colman de adjetivos,
de metáforas
y de tantos sueños.

¿Cuantos han dejado de seguirlo
contrariados por sus propios principios.?

¿Cuantos lo caminaron
sin ser sus propios dueños.?

¿Cuantos lo olvidaron?
y que pocos fueron ¡,los que lo vivieron.!

NOTA DEL AUTOR:
Quisiera dedicar este poema a todo aquel que se sienta identificado en el.
con cariño 
GERARD FOZ BOSCH,





No hay comentarios:

Publicar un comentario